Gingerbread mini bundt

gingerbread mini bundt

 

¿Vosotros os auto regaláis alguna cosa para Navidad?
Yo la verdad es que sí, pero claro, es que yo con cualquier cacharro de cocina o que me pueda servir para las fotos, soy feliz, lo que significa que son cosas no excesivamente caras y me hacen la misma ilusión.
Este año mi auto regalo ha venido de la mano de Zalando, mirando la web vi que tenían cosas del hogar y me fije en esta botella de cristal. Llevaba tiempo con la idea de comprarme una, pero nunca encontraba el momento o el modelo que encajara con lo que quería, y en uno de esos momentos tontos que tienes delante del ordenador empecé a cotillear la web y di con esta botella , me enamoré! y esta botella me llevó a comprar los dos cuencos, no iba a venir sola, no?
El paquete me llegó sano y salvo a pesar de ser productos de cerámica y cristal. Bueno y para mostraos lo bonitos que son, os he preparado unos mini bundts de gingerbread que podéis hacer para estas navidades.

gingerbread mini bundt

Gingerbread mini bundt

Ingredientes:

340 g harina

6 g de levadura tipo royal (baking powder)

2 g. sal

1 g. de bicarbonato

4 g de jengibre molido

2 g. canela

nues moscada rallada, al gusto

una pizca de pimienta de jamaica

160 g de golden syrup, pero también se puede poner miel o melaza

125 ml de café

250 g mantequilla blandita, sin sal

100 g  azúcar morena sin refinar

3 huevos

2 yemas

Preparación:

En un bol ponemos el café con el golden syrup y dejamos enfriar.

En otro bol ponemos todos los ingredientes sólidos, o sea, harina, levadura, bicarbonato, jengibre, canela, nuez moscada y pimienta.

En el tercer bol, ponemos la mantequilla y el azúcar , batimos hasta que nos quede como una crema. Una vez tenemos esta textura, vamos añadiendo los huevos y las yemas, pero uno a uno, hasta que no está mezclado bien, no añadimos el siguiente. Una vez hemos incorporado todos los huevos, vamos a ir añadiendo a la mezcla, el café y los sólidos pero poco a poco y siempre empezamos con harina y acabamos con harina. Nos quedará una mezcla bastante consistente. Preparamos los moldes, repartimos la mezcla con ayuda de una cuchara.

Precalentamos el horno a 160º y horneamos. Si lo hacéis de forma individual se tarda menos tiempo, se tiene que ir revisando el horneado, pinchando en la parte interior y comprobar que el palo sale limpio. Dejamos enfriar en una rejilla y a comer!

Están muy ricos, es un bizcocho muy suave con un sabor a gingerbread increíble!

Y os dejo pensando el lo próximo que me  auto regalaré, que tiene toda la pinta que sea una cesta para las revistas de la marca Bloomingville y su báscula, me rechifla!

gingerbread mini bundt

Receta inspirada del blog Sprinkle Bakes