CAPÓN Y COCHINILLO DE CASCAJARES

mesa de noche buena

Estamos casi a mediados de enero y yo todavía no os había explicado qué había realizado para las fiestas navideñas, upps!!!
Pues os cuento un secreto, este año no he cocinado!!! Bueno si, los entrantes y los postres, pero nada más!!

Ya sabéis que esto de la blogesfera te lleva a sitios inesperados y hará muchos meses conocí a Gloria y siempre nos hablaba de Cascajares, la empresa de su hermano y muchas otras cosas, pero Cascajares me atraía.
Cascajares es una  empresa que se dedica a la industria gastronómica,   crían capones y otros animales, los precocinan y los envía por mensajero a tu casa, su lema es ayudarnos en la cocina!

Por lo tanto, sin pensarlo me lancé a reservar mi capón para las navidades y una vez que me llamaron para confirmar el pedido, me animé con el cochinillo!
(Ahora un cotilleo, fue la empresa que sirvió los capones para la boda de los principitos!!)

listo para servir el capón

El 24 por la noche nos juntamos 10 personas a cenar y como os he comentado en otras ocasiones intento cambiar año a año, excepto una cosa, las empanadillas de carne! a mi primo le encantan y claro…

Y también acabo las fiestas en casa, en reyes viene la familia de mi contrario!

Por lo tanto, para noche buena preparé el capón y para reyes, el cochinillo!

preparando el capón de cascajares

Tenía miedo de que el capón fuera insuficiente, pero nada de nada, hubo para los 10, algunos repitieron y preparé varios tupers para llevármelos al trabajo!
El capón era sencillamente delicioso, viene super bien preparado, por un lado el capón envasado al vacío y por otro,  la salsa.  Sólo hay que abrir y calentar, yo le puse manzanas reinetas, que son deliciosas, pero que me costaron encontrarlas!!!

Tenía un sabor super suave y nada grasoso!

manzana reineta

Y para Reyes el cochinillo! sólo le tuve que quitar la grasa al baño maría y luego al horno.

Era la primera vez que hacía y comía cochinillo, así que me leí las instrucciones y decía que estaría listo cuando golpeáramos al cochinillo y sonara como crujiente! así que en los últimos minutos casi lo pego al grill para que se tostara!
Como Gloria me dijo sólo lo tenía que acompañar de ensalada para compensar la grasa. La verdad es que se deshacía en la boca, en la foto no sé ve muy bien, pero es que no sabía como cortarlo y la foto la hicieron cuando ya lo había destrozado! ja! ja!

Bueno, pues ya he descubierto mi secreto de estas navidades, lo que me ha permitido este tipo de comida es no estar agobiada durante semanas pensando en la compra, en lo que hacer, en los tiempos… ha sido mucho más relajado! Y los comensales no han rechistado porque los productos eran de calidad, así que a partir de ahora toca explicaros los entrantes, aunque lo haré poquito a poco para no empacharos!!!

cochinillo cascajares

Este post está dedicado a la família Jimenez!