BERENJENAS CON ANCHOAS

berenjenas con anchoas serrat

Este mes Cuchiflitos nos propone para el HEMC los platos con sobras!! creo que es un tema ideal para estos días de comilonas!

Yo compré berenjenas por si…, por si a alguien no le gustaba, por si faltaba… en fin, que al final se quedaron en la nevera y tenía una lata de anchoas empezada y no sabía con qué utilizarla, así que…!!
Tachan!

El secreto de este plato está en la calidad de los productos, unas buenas anchoas, las berenjenas y un buen aceite!!!

Collage de Picnik

BERENJENAS CON ANCHOAS

Ingredientes:
2 berenjenas
una lata de anchoas Serrats
sal maldon
pimienta
aceite

Preparación:
Lavamos las berenjenas, cortamos el tallo verde y lo ponemos en el horno, cuando pinchemos y el palillo entre sin problemas estará listo! Cuando estén frías, pelaremos con las manos, cortaremos a tiras las berenjenas, yo lo suelo hacer con las manos porque es fácil. Ponemos en una bandejita bonita, añadimos sal maldon, un pelin de aceite de las anchoas, el resto de aceite de oliva virgen y añadimos las anchoas!
Otra bandejita con rodajitas de pan y a comer!!!

berenjenas con anchoas serrat

hemc #40 - platos con sobras

PROVOLONE!

Provolone
La primera vez que probé el provolone fue en un restaurante argentino y hoy buscando información sobre este queso resulta que es italiano!!

El provolone es típico del sur de italia, pero parece ser que ahora donde se produce más en el norte, es un queso que se caracteriza por su forma de salchicha.

No es dificil de localizar y normalmente se encuentra envasado al vacio, un par de lonchas redondas como si fuera salchichon, a veces puede venir con un poquito de oregano.
A mi me encanta prepararlo cuando hago una comida de picoteo, la verdad es que tiene un sabor suave pero un pelin fuerte y con el oregano es delicioso!

PINCHO DE PROVOLONE

Ingredientes:
Provolone
Oregano

Preparación:
Cogemos una bandeja que sirva para servir y para horno, ponemos los trozos del provolone y añadimos bastante oregano. Introducimos la bandeja en el horno y cuando se haya derretido, se habrá extendido por todo la bandeja y cuando empieze a tomar un poquito de color estará listo.

Comerlo con un poquito de pan o acompañando algo de carne, simplemente es maravilloso!

Provolone

PALITOS DE OLIVA DE KALAMATA

<<span class=
Hace unas semanas en la escuela de cocina hicimos la fiesta de fin de curso y para celebrarlo, cada uno teníamos que llevar un plato de los habíamos realizado en clase, desde que me lo dijeron me apunté y tuve claro que quería hacer: Palitos de Oliva de Kalamata!!

Estas olivas me han robado el corazón, a mi las olivas aragonesas me encantan, pero he de reconocer que a veces tienen un punto excesivo de “saladas”, pero estas olivas, son grandes, queda el piñón limpio, son suavitas y con un punto dulzón delicioso!!

Provienen de Grecia!! ya tengo localizado aceite de Kalamata y os aseguro que tengo que probarlo!!

Puede ser que sean un poco difícil de localizar, pero por suerte, en mi ciudad hay una parada de la plaza que las tiene y por supuesto en La Boqueria, las podéis localizar en la tienda de productos griegos!

Os advierto, el precio es un pelin excesivo, pero esta ocasión se lo merecía!

olivas <<span class=

PALITOS DE OLIVAS DE KALAMATA

Ingredientes:

Un rollo de pasta de hojaldre

Para la pasta o olivada:

un ajo

250 gr de olivas de kalamata

25 gr de mantequilla

sal

pimienta

Preparación:

En un bol ponemos la carne de las olivas, sin el hueso. Añadimos el ajo, la mantequilla deshecha, la pimienta y procedemos a triturar, si vemos que queda una masa demasiado compacta podemos añadir un pelin de agua, como mucho una cucharada. Y por último, salamos al gusto.

Con este proceso ya tenemos la olivada realizada, por lo tanto os sirve para ponerlo de aperitivo con tostadas…

Pero en esta ocasión lo vamos a presentar como “palitos”, así que extendemos la plancha de hojaldres y extendemos toda la pasta de olivas por encima, que tenga el mismo grosor.

Doblamos la masa justo por la mitad, ponemos film transparente de cocina y lo metemos en el congelador.

Os aconsejo que lo dejéis en una parte lisa, luego nos facilitará el corte.

Una vez lo tenemos congelado, precalentamos el horno a 190º.

Sacamos el hojaldre del congelador y con un cuchillo grande, cortamos tiras estrechas, ponemos en una bandeja de horno con papel sulfurizado, si queremos que salgan delgaditos como los de la foto, es cuestión de poner otro papel para horno encima para protegerlos y añadir peso, alguna bandeja de horno o lo que tengáis a mano, resistente al calor. Metemos en el horno unos 10 minutos y listo!

Os aseguro que son de esos aperitivos que como los tengas encima de la mesa, no puedes para de comerlos!!

Consejo: es importante que la masa se congele lo más plana posible, si no al cortar las tiras, se os romperán, y conforme vayáis cortando limpiar el cuchillo para no ir manchando el resto de palitos!

<span class=

Si queréis leer como se puede realizar otro tipo de olivada o tapenade con olivas aragonesas, pinchad en Paté de aceitunas aragonesas

PECADO DE JAMÓN Y CREMA DE QUESO

Galletas jamón

Lo reconozco, en estas navidades me dio un ataque galletil! Hice galletas de primero, de segundo, de postre, de… en fin!
Mi contrario me llegó a pedir que parara, porque se sentía como un coche escoba, recogiendo y probando todoo!! Pasé todas las vacaciones cocinando!!
Y ahora, que es época primaveral estoy apática total!! Así, que suerte a mi ataque navideño tengo para hacer un post, espero que el hecho de mirar en el archivo y no tener nada que publicar, hará que que me ponga manos a la obra!!!

Como siempre, estas galletas son super fáciles de hacer y ricas, el sabor es estilo crackers pero casero, por lo tanto, mucho más bueno!
Para un aperitivo, son estupendas!


PECADO DE JAMÓN Y CREMA DE QUESO

Ingredientes:

250 gr de harina
50 gr de mantequilla deshecha
100 gr de jamón ibérico cortado
125 ml de leche
sal
pimienta rosa
8 gr de levadura
150 gr de queso manchego
1 cebolla cortada pequeña
2 yemas
2 cucharadas soperas de queso cremoso

Galletas jamón

Preparación:

Colocar en un bol la harina y la levadura tamizada, añadimos la sal y la pimienta rosa al gusto, la machacamos un poco con las manos. La mantequilla la deshacemos en el microondas, con la función de descongelar y la dejamos enfriar.
Una vez fría, añadimos el jamón cortado bien pequeñito, yo lo pasé por el triturador un pelin, queda mucho mejor. Rallamos el queso manchego, lo añadimos junto con las cucharadas de la crema de queso. La cebolla la cortamos también muy pequeña, también la pasé por la picadora. Por último, añadimos las yemas de huevo y la leche.

Nos quedará una masa bastante compacta, pero difícil de trabajar, así que cogemos la masa, la ponemos en un film de cocina transparente, le damos la forma de tubo o salchicha gordita y lo ponemos en la nevera, durante media hora aproximadamente.

Una vez pasado el tiempo, quitamos el film y vamos cortando rodajas y las ponemos en la bandeja del horno con papel vegetal de cocina.
Precalentamos a 200º y cocemos durante 9 minutos, estarán listas cuando tengan un color dorado.

Se pueden hacer de un día para otro, pero para que queden crujientes es importante, que una vez sacadas del horno, las dejemos enfriar en una rejilla para quitar la humedad, y una vez frías, poner en una caja metálica o en un bote de cristal hermético.

Os aseguro, que cuando las probéis no podréis dejar de comerlas!!

Galletas jamón

PATÉ DE ACEITUNAS NEGRAS

Paté Olivas

Me gusta celebrar la noche buena en mi casa, normalmente intento variar el menú y este año como tenía algunos días de fiesta hice bastantes cositas caseras.
Este paté era algo que quería hacer hacía tiempo, siempre lo anotaba como pendiente, pero nunca lo realizaba, hasta que en una de esas noches activas y que al día siguiente no tenía que madrugar, me puse manos a la obra!

La verdad es que es algo sencillo y rico, como muchas recetas, el secreto del éxito está en la calidad de los productos, en esta ocasión las aceitunas.

Paté Olivas

PATÉ DE ACEITUNAS NEGRAS

Ingredientes:

Aceitunas negras tipo aragonesas de calidad
Aceite
Una cucharada de tomillo
Una cucharada de romero

Preparación:
Con paciencia ir quitando con la ayuda de un cuchillo la carne de la aceituna, la verdad es que las aragonesas es fácil, yo al final acabé estrujándola con la mano, ya que salía la carne con facilidad. Eso sí, quedan las manos negras!!!
Lo ponemos en el bote de la batidora, añadimos un poco de aceite, el romero, el tomillo y lo batimos. La cantidad de aceite dependerá de como nos guste el paté, o sea más o menos líquido, ir añadiendo poco a poco, como se realiza con la mayonesa hasta que tenga la textura deseada.
Una vez batido, listo!!!
Lo ponemos en un bote de cristal esterilizado y se conserva bien durante días o semanas, a mi todavía me queda y está bueno!

Es super sencillo y bueno, la diferencia con el comprado es que algunas marcas están bastantes salados, o le ponen anchoas!
Se le puede añadir unas cuantas alcaparras, pero yo lo quería puro!!!

Espero que os guste, si lo probáis ya me contareis!!

Paté Olivas

Paté Olivas

GAMBITAS AL AJILLO!!

“Éste es el aprendizaje cosechado a lo largo del camino del encuentro.

El verdadero amor no es otra cosa que el deseo inevitable de ayudar a otro para que sea quien es.

Mucho más allá de que esa autenticidad sea o no de mi conveniencia.

Mucho más allá de que, siendo quien sos, me elijas o no a mí, para continuar juntos el camino.”

Fuente: El camino del Encuentro de Jorge Bucay ed. Grijalbo

Estas son las últimas frases del libro que he leído, impresionantes!!! Sin palabras…

Y ahora a por la receta!!!

Esta tapa me recuerda a Santillana de Mar, fue nuestro primer viaje, sin nada preparado fuimos a parar a una casa que alquilaba habitaciones y una de las noches nos fuimos a tomar unas tapitas y una de ellas fue esta!!!


GAMBITAS AL AJILLO

Ingredientes:

Una bolsa de gambas crudas peladas

Aceite

Ajos

2 ó 3 guindillas pequeñas

Normalmente las gambas las compro congeladas, por lo que el primer paso es descongelar y quitarle todo el agua, yo las dejo escurrir en un escurridor. Por cierto, intento comprar de las que son más grandecitas.

Cortamos los ajos a cuadrados pequeños.

Ponemos en una sartén bastante aceite. Añadimos los ajos y los rehogamos un poco, cuando cojan un poco de color, añadimos las gambas sin nada de agua y completamente descongeladas, añadimos las guindillas pequeñas y vamos removiendo.

El punto de las gambas es cuando se empiezan a poner blanquitas, pero no dejar mucho rato, si no os quedaran secas, es preferible que queden un pelin crudas.

Servimos en un cuenco con el propio aceite de la sartén, pensar que quemará por lo tanto si no están hechas del todo se acabaran haciendo.

Es fácil y para una comida de picoteo exquisito!!!